Reseña: Las chicas, de Emma Cline

Título original: The girls

Autora: Emma Cline

Género: drama/horror inspirado en un hecho real

País original: Estados Unidos

Editorial: Anagrama, 2016 (la publicación original fue el mismo año)

c2627a82866f80ed1e11755d48dd025fd6d22241

Desde que se publicó, dicen de esta novela que es genial, que para ser la ópera prima de la autora de 27 años es una joya. Y, bueno, puede que tengan razón. En algún momento creo que todas hemos sido como Evie, una adolescente de 14 años insegura, invisible y que odia a sus padres. Ella es la protagonista de la historia. Es 1969 en California cuando Evie, a lo lejos en un parque, ve un grupo de chicas descuidadas, alegres, que parecen no tener preocupaciones y queda prendida de ellas, especialmente de la líder, Suzanne. Ellas viven en “el rancho”, una comunidad que alberga a más personas que sobreviven de robar, mendigar y drogarse, y que gira en torno a Russell, un músico que se cree un iluminado venido al mundo a salvarnos a todos. Evie se une al grupo, pero no por admiración a Russell, que más bien es un personaje secundario, sino a Suzanne, en quien encuentra un modelo de libertad y seguridad. Pronto se aleja de sus padres y sus amigos –en realidad solo tenía una amiga– hasta adentrarse en ese mundillo de drogas, sexo y manipulación mental del que finalmente es ahuyentada por el miedo a un asesinato cometido por las chicas a petición de Russell, pero que ¿ella pudo haber cometido también?

La novela está narrada por la misma Evie situada en épocas distintas: una en 1969, cuando todo ocurre, y otra años después cuando ya es adulta y los hechos han quedado en la historia como un crimen famoso, tal como pasa en la actualidad. Porque, Julieta, todo esto fue inspirado en el caso de Charles Manson, un músico loco que lideraba una sociedad a la espera de gobernar el mundo tras un apocalipsis racial. Eso también ocurrió en 1969 en California y con chicas reales que cometieron un asesinato real. Si ves las fotos de prensa, notarás que cuando son enjuiciadas, las chicas aparecen frescas y sonrientes, como heroínas.

0011390148
Las chicas de Charles Manson sonriendo de lo más felices en el juicio tras haber matado a seis personas.

La única diferencia es que la historia siempre es contada teniendo al líder como protagonista, nunca a la persona que pudo haber estado ahí. Y eso es lo que hace la autora en esta novela: darle la palabra a la chica que se esconde los granos tras el cerquillo y que durante todo el tiempo fue una cómplice silenciosa del crimen. Las descripciones, por cierto, son deliciosas. Hay en ellas una elegancia y frescura que casi se pueden tocar. Las oraciones se anidan en la cabeza por mucho tiempo, y obligan a uno a seguir leyendo para encontrarles sentido y saborear el paquete completo.

Así que, Julieta, si ya eres una adolescente rebelde pensando unirse a una pandilla de locos, te recomiendo leer Las chicas de Emma Cline. Aunque supongo que no me harás caso hasta que seas una adulta joven. Solo espero que para entonces no estés en la cárcel.

Cosas que aprendí: palabras como zafia (alguien inculta); esqueje (tallo de planta que se corta para hacerlo crecer); y por supuesto leí mucho más acerca de Charles Manson, quien hasta ahora sigue preso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s